BibleLife StyleReligious NewsTestimony

La tormenta no pone fundamentos, los prueba

Construir en la Roca es indispensable

La tormenta no pone fundamentos, los prueba.

En la parábola del hombre insensato y el prudente encontramos que la construcción de la casa se hizo antes de la tormenta. Uno construyó basándose en el clima que tenía en el presente, el otro construyó basándose en el clima que vendría en el futuro. El que construyó basándose en el clima del futuro tuvo que sacrificarse un poco más en el presente, renunciar a cosas que en sí eran buenas, pero que por el esfuerzo y el tiempo que requerían construir sobre una base más sólida, no le permitían disfrutar de algunos beneficios que disfrutaban aquellos que eligieron construir en la arena. 

El hecho de construir sobre la arena no afectará al modelo de nuestra casa. Puede parecer tan fuerte como las otras. No afecta tampoco a la elección de los muebles, a la disposición de los cuartos, ni tampoco a las actividades que se realizarán dentro de ella. Construir sobre la arena incluso nos puede permitir disfrutar mucho antes de los beneficios de la casa. El hecho de construir sobre la arena tiene que ver con hacer de la casa algo más importante que su fundamento. En otras palabras, es darle más importancia a lo que se ve que a lo que no se ve.

¿Cómo sería si aplicamos esta parábola a la iglesia? ¿Será que hay iglesias construidas sobre la arena? ¿Iglesias que construyen para el presente pero no para el futuro? ¿Iglesias que le dan más importancia a lo que se ve que a lo que no se ve? ¿Que le dan más importancia a lo que hacemos que a lo que somos? ¿Iglesias que trabajan para las estadísticas pero que no se preparan para la tormenta? Esas iglesias pueden parecer sólidas mientras hay sol pero ¿qué pasará cuando comience la tormenta?

Los pronósticos meteorológicos nos muestran que la tormenta está por comenzar. Es importante que hoy, en el presente, Dios nos encuentre trabajando para la tormenta y no simplemente para quedar bien dando un buen reporte estadístico en un próximo congreso, o intentando uniformar cristianos por fuera sin tomarnos tiempo para levantar a Jesucristo. Es necesario que recordemos que la tormenta que viene no pondrá ningún fundamento, simplemente lo probará. ¿Estamos dispuestos hoy a trabajar más en lo que no se ve que en lo que se ve?

Que Dios nos dé a todos la sensatez de construir hoy sobre la Roca para que cuando venga la tormenta podamos permanecer en pie.

Pastor Joel Barrios

(Tomado de Facebook, 4 de abril de 2016.)

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también

Cerrar
Translate »
Cerrar